ELECCIONES

Si llega a la presidencia, Alberto Fernández revisará todos los acuerdos con Gran Bretaña por Malvinas

Si llega a la presidencia, Alberto Fernández revisará todos los acuerdos con Gran Bretaña por Malvinas

El candidato del Frente de Todos no descarta rever la política exterior. Por su parte, el primer ministro Johnson siempre se mostró alineado a la estrategia de Macri de acercamiento a Londres y a los isleños, como lo marcaba el comunicado Duncan-Foradori.

En el caso de llegar a la Casa Rosada, Alberto Fernández está dispuesto a revisar todos los acuerdos bilaterales sellados por la Argentina con Gran Bretaña respecto al conflicto de las islas Malvinas. Esta eventual decisión del candidato peronista colocó en absoluta incertidumbre al premier Boris Johnson y su gabinete, que estaban evaluando la posibilidad de enviar a un representante de altísimo nivel a la asunción presidencial del 10 de diciembre.
La revisión que estudia Fernández implica replantear el Acuerdo que en 1989 firmó Carlos Menem en Madrid para poner bajo un paraguas el debate de soberanía y avanzar en otros temas de las relaciones bilaterales. La sola mención de esta posible estrategia generó una fuerte preocupación en el Foreign Office, que está a cargo de las relaciones exteriores de Gran Bretaña.
Durante el primer debate presidencial, Alberto Fernández expresó de manera tajante y con el dedo señalando a Mauricio Macri que “en memoria de los soldados, me voy a ocupar que las cosas sean distintas. Quiero que volvamos a reivindicar el compromiso por la soberanía de las islas Malvinas”, propuso como uno de los ejes de su probable gobierno.

Acuerdos bilaterales

Dos asesores del candidato presidencial Fernández confirmaron que su intención es revisar todos los acuerdos bilaterales suscritos con Londres. “Es hora de que haya una revisión de todo. Ya pasaron 30 años del acuerdo de Madrid y no hemos avanzado nada”, sintetizó uno los asesores que tiene larguísima experiencia en la arena diplomática.
Esa revisión incluiría, por cierto, la palabra que hasta ahora era intocable en la diplomacia de ambos países: “paraguas”, que en la jerga del Foreign Office y la Cancillería de Argentina significaba reconocer el conflicto, ponerlo a resguardo para encontrar una solución pacífica, y avanzar en la profundización de las relaciones bilaterales.
De hecho, en el debate presidencial Alberto Fernández chicaneó a Macri afirmando que “en estos años el gobierno se ocupó mucho de a hacer comercio con el Reino Unidos sobre las Islas Malvinas y se olvidó de la soberanía”.
Por instrucción directa de Fernández, el caso Malvinas se está revisando por un equipo de asesores que integran Jorge Arguello, Daniel Filmus, Jorge Taiana y Felipe Solá. “El tema Malvinas será prioritario y eso incluirá una revisión de todo lo actuado hasta ahora”, explicó otro referente de Fernández en política exterior.

La revisión

Naturalmente, en esa revisión de los acuerdos sellados por Argentina y Gran Bretaña en torno a las Malvinas incluirán el comunicado Duncan-Foradori que Macri y Theresa May lograron en el 2016 y que contempló hasta ahora un avance del intercambio de comercio con Gran Bretaña, cooperación en materia de seguridad, ciencia y tecnología. Lógicamente, ello incluye el acuerdo que se estableció por la identificación de los soldados sin nombre enterrados en las islas y la restitución de otro vuelo desde el Continente.
El acuerdo Dunca-Foradori remitió al tratado de Madrid de 1989 para seguir manteniendo bajo un “paraguas” el debate por la soberanía. Pero Alberto Fernández quiere redefinir todos esos tratados. Durante el G20 que se realizó en Buenos Aires, Macri y May avanzaron en este acuerdo alrededor de Malvinas y en otros puntos de la relación bilateral.
El primer ministro británico Johnson siempre se mostró alineado a la estrategia de Macri de acercamiento a Londres y a los isleños como lo marcaba el comunicado Duncan-Foradori.

Fuente de la Información: El Tribuno



MÁS DE ELECCIONES