JUSTICIA

Confirman que María Belén conducía ebria

Confirman que María Belén conducía ebria

La mujer lloró al escuchar al forense que realizó la autopsia al obrero fallecido.

En la segunda audiencia del juicio a la joven acusada de provocar la muerte de un obrero en un siniestro vial, un perito comprometió la situación de la imputada al confirmar que al momento de los hechos conducía su vehículo en estado de ebriedad. También declaró el médico forense que practicó la autopsia de la víctima y al momento de describir las graves lesiones que sufrió, María Belén Méndez García Zavaleta tuvo una crisis de nervios y el debate se interrumpió por unos minutos.

El trágico suceso ocurrió el 3 de junio de 2017 en la calle colectora de la avenida Paraguay, en el acceso a Villa Palacios, donde la mujer perdió el control del automóvil que conducía y se estrelló contra una marmolería. En esos momentos el empleado Diego Alejandro Castro, de 35 años, se encontraba acomodando un cartel y el vehículo lo atropelló de lleno. Al obrero le amputaron las dos piernas y murió horas después en el hospital San Bernardo. Eran pasadas las 7.

Las pericias determinaron que Méndez García Zavaleta circulaba a una velocidad no permitida, con el agravante de que había consumido bebidas alcohólicas en un boliche bailable de la zona sur. Esto fue confirmado por el amigo de la joven que iba de acompañante en el momento del fatal choque. En la audiencia de ayer el Tribunal de Juicio escuchó al bioquímico del Servicio de Toxicología Forense del CIF que tuvo a su cargo el análisis de las muestras de sangre extraída a la imputada para determinar el grado de alcohol etílico.

El profesional indicó que esta prueba se realizó a las 9.45 y se obtuvo un valor de 0,12 gramos por litro de sangre. Explicó que la muestra se analizó en el laboratorio con la metodología de "cromatología gaseosa".

Según el testigo el Servicio de Seguridad Vial, le había realizado antes otra prueba con una pipeta a la imputada, a las 9.10. Dijo que ésta arrojó un resultado de 0,40 gramos de alcohol por litro de sangre en la conductora. Al respecto el perito refirió que la estimación del grado de degradación del alcohol en sangre es de aproximadamente 0,11 gramos cada hora, pero aclaró que la absorción depende mucho de las características de cada individuo y de cada organismo.

Consultado acerca de la posibilidad de realizar un análisis retrospectivo en casos como el que se ventila en la audiencia, el profesional indicó que no es factible porque la pipeta es una metodología diferente a la que se usa en el laboratorio.

Llanto en el recinto

Luego fue el turno del médico legal que realizó la autopsia del cuerpo de Castro en el Servicio de Tanatología Forense del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF). El testigo describió con detalles las heridas y la gravedad de las lesiones que presentaba el cuerpo del empleado de la marmolería. Esto generó una crisis de llanto de la imputada, por lo que el presidente del Tribunal de Juicio, Marcelo Rubio, dispuso un cuarto intermedio. La mujer fue asistida por el equipo médico y el debate continuó minutos después.

En la audiencia del martes, un perito en accidontología atribuyó el siniestro al hecho de que María Belén Méndez García Zavaleta circulaba a una velocidad no permitida cuando ingresó a la calle colectora. Indicó que por las huellas de derrape iba a 84 kilómetros por hora. Y remarcó que esta se redujo a 54 km/h cuando el auto Ford Focus impactó contra la humanidad del obrero Alejandro Diego Castro.

Para el fiscal Ramiro Ramos Ossorio, la velocidad y el estado alcohólico de la mujer fueron determinantes en la tragedia.

La audiencia se desarrollará hasta mañana viernes, cuando el Tribunal de la Sala IV de Juicio, integrado por los jueces Marcelo Rubio, Mónica Faber y Martín Pérez como vocal interino, dé a conocer el veredicto el proceso.

María Belén está imputada como autora material y responsable del delito de "homicidio culposo en siniestro vial agravado". Con las pruebas colectadas hasta ahora, todo indica que el fiscal penal Ramos Ossorio solicitará para la joven imputada una condena de prisión efectiva.

Lo que dice el Código Penal

El caso de la conductora Méndez garcía Zavaleta está incluido dentro de los términos del artículo 84 bis del Código Penal: La norma reza que “será reprimido con prisión de dos a cinco años e inhabilitación especial, en su caso, por cinco a diez años, el que por la conducción imprudente, negligente o antirreglamentaria de un vehículo con motor causare a otro la muerte”.

Fuente de la Información: El Tribuno



MÁS DE JUSTICIA