JUSTICIA

García Salado: "Hay presunción de inocencia, pero si hay responsabilidad se harán cargo"

García Salado: "Hay presunción de inocencia, pero si hay responsabilidad se harán cargo"

García Salado dijo que se analizará si se amplía el sumario administrativo.

"Si hay responsabilidad, los responsables se harán cargo", afirmó ayer el jefe de Gabinete, Luis María García Salado. En las últimas horas aparecieron públicamente nuevos nombres de funcionarios municipales en la investigación que lleva adelante la AFIP y la Justicia Federal por graves delitos en perjuicio del Estado.

En la notebook secuestrada al empresario Matías Huergo había planillas con anotaciones de supuestos pagos a hombres en puestos clave en las contrataciones y la obra pública de la Municipalidad.

En los registros de Arcadio están el actual subsecretario de Obras Públicas, Francisco Agolio; el director de Obras Eléctricas, Miguel Uraga, y el director de Concursos de Precios y Licitaciones de Obras Públicas, Marcos Rizzotti.

García Salado manifestó que una "cosa son los nombramientos de lo que puede ser un hecho y otra cosa el hecho concreto". De ese modo remarcó que se debe respetar la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario, en referencia a los tres funcionarios. "Somos muy respetuosos de las decisiones Justicia", agregó. No son los primeros hombres del CCM, por cierto, que aparecen en las pesquisas de la AFIP y la Fiscalía. Pablo Gauffín, quien abandonó el cargo de secretario de Hacienda en febrero, figura en esa planilla de la computadora de Arcadio con supuestos pagos ilegales que superan $1,5 millones. Según consta en la resolución con la que se pidió la detención de Huergo, esos archivos se borraron. Pero la informática deja rastros y los investigadores pudieron recuperarlos.

En esas planillas se asentaron supuestos pagos a Agolio por firmar una factura presentada por la empresa Secsa y un certificado parcial de obra. En los archivos aparecen "conceptos" para Uraga por $10 mil, por un certificado parcial de obra. Y en el caso de Rizzotti, unos $340 mil.

García Salado aseguro que "se hará una evaluación" para ampliar, si es necesario, el sumario interno que se inició en enero, cuando llegó un pedido de información de la Justicia federal sobre las contrataciones de Secsa y Arcadio.

En ese entonces, a través de una resolución instruyó al procurador municipal, Agustín Pérez Alsina, para que tome cartas en el asunto. En sintonía con la solicitud de información de la Justicia, se aseguró que se puso la lupa, en un primer momento, en cuatro contratos con las empresas de Huergo.

"La Municipalidad no solo remitió hace 15 o 20 días la documentación que había pedido el Juzgado Federal, sino también se envió el 100% de los expedientes que surgieron de las contrataciones de estas empresas con el municipio", afirmó el jefe de Gabinete.

"La directiva del intendente es defender la institucionalidad y la transparencia de los hechos", expresó García Salado.

¿Cómo es posible que más de 20 empresas hayan emitido facturas desde la dirección IP (un código de identificación en internet) de la Municipalidad? Esa es la pregunta que se hacen los investigadores que mantienen firme la hipótesis de que opera una asociación ilícita con la participación de funcionarios.

Solo entre enero de 2017 y agosto de 2018 desde el CCM se emitieron 26 facturas de empresas por 121 millones de pesos, según consta en la causa.

"Que se haya utilizado internet de la Municipalidad para que la empresa emita en su computadora facturas es una tema de responsabilidad tributaria. Eso no significa que la Municipalidad emitió facturas ni que se hayan hecho desde nuestras computadoras", aseguró García Salado.

"No tenemos constancias, el día que las tengamos se hará el sumario y las denuncias que correspondan", sostuvo. Indicó que el acceso a internet "estaba abierto" a las personas que llegaban hasta ese edificio de avenida Paraguay, aunque luego se limitó a áreas determinadas.

En febrero de 2017 Gauffín creó la empresa GV SRL, abocada a la compra y venta de bienes de iluminación y electricidad. Al cruzar los datos, la AFIP y la Fiscalía detectaron una llamativa maniobra. El 5 de marzo de 2018, Arcadio emitió una factura a la empresa Norte Áridos SRL por $1.330.097, aunque luego la eliminó. Ese mismo mes GV SRL facturó a Norte Áridos un importe idéntico que el que figuraba en un comprobante que había anulado Arcadio.

¿No le llama la atención la triangulación que hizo la empresa de Gauffín con Arcadio?, le preguntó este medio a García Salado. "Sí, no sé por qué puede haber sucedido. No solo eso llama la atención sino las distintas contrataciones de Aguas del Norte y otras áreas del Gobierno provincial", respondió.

Fuente de la Información: El Tribuno



MÁS DE JUSTICIA