POLICIALES

Luego de muchas contradicciones, encontraron sana y salva a la adolescente en Orán

Luego de muchas contradicciones, encontraron sana y salva a la adolescente en Orán

Karenina, de 16 años fue encontrada anoche sana y salva en barrio Los Lapachos, donde estaba supuestamente secuestrada. La menor habría estado con un grupo de jóvenes quienes estarían directamente relacionados con su desaparición. Se montó un megaoperativo sin precedente en el norte.

Una joven de 16 años desapareció en la madrugada del lunes en la ciudad de Orán y finalmente fue hallada antes de la medianoche del martes.
Desde el momento de su desaparición su familia la buscó con desesperación mientras esperó respuestas de las fuerzas de seguridad que intervinieron en el asunto tras la puesta en práctica del protocolo de seguridad que rige para estos casos.
La familia, al no obtener respuestas oficiales inmediatas, comenzó un rastrillaje por todos los barrios de Orán, y a esa movida se sumaron algunos compañeros del cuarto año del colegio San Antonio de esa ciudad.
Cientos de oranenses se autoconvocaron a través de las redes para ayudar a la familia de Karenina, quien fue vista por última vez por algunos conocidos suyos, en compañía de un tal Mauro, quien no fue indagado aún, ya que huyó a todo encuentro oficial con la policía como con los familiares de Karenina Cuéllar.
En este contexto, la familia hizo conocer a través de nuestro medio su descontento por la forma en que el tiempo transcurre y los protagonistas de esta historia huyen de sus responsabilidades, mientras no sean citados, detenidos o demorados para esclarecer la desaparición de la menor.
Esta queja expresada ayer tarde en nuestro matutino terminó eclipsada al dar las fuerzas públicas con el paradero de una menor en una eficaz tarea que desplegaron en los últimos minutos de la tarde de ayer, pero no se trataba de Karenina sino de otra joven desaparecida días atrás.
Esta información volvió a sembrar misterio acerca del paradero de la estudiante.
Una fuente familiar relató minutos antes del hallazgo de esta joven, que desde que habilitaron varios números para saber del paradero de Karenina recibieron muchos mensajes y la mayoría falsos.

 

Dijeron que incluso daban cuenta de la presencia de algunos de los jóvenes que estuvieron la noche y madrugada del lunes con ella y cuando llegaban al lugar no encontraban nada. Una hermana de la joven dijo anoche a El Tribuno que “tanto los familiares de los que estuvieron esa madrugada con Karenina como los padres de Mauro mintieron una y otra vez y hasta dijeron que recibieron amenazas de parte nuestra. Totalmente falso. Nosotros queríamos saber dónde llevaron a Karenina, porque estuvo con ellos y ellos se manejaban en motos esa madrugada”.
“Sabemos que comieron en una confitería y que luego se fueron a un encuentro de motoqueros o algo así”, afirmó. 

La búsqueda

Karenina, de 16 años, habría estado con un grupo de jóvenes quienes estarían directamente relacionados con su desaparición. Según las redes sociales, estuvo junto a otros jóvenes conocidos consumidores de estupefacientes, llevada por su amigo o novio llamado Mauro.

Todos regresaron a sus domicilios, incluso Mauro, menos la adolescente. La familia imploró que la Justicia ordene la detención de todos los presentes en esa juntada y así clarificar los hechos de la desaparición.
“Hasta sembraron una pista falsa al decir que se había comunicado con una amiga. Nosotros la entrevistamos y no tenía ningún mensaje de Karenina, es muy grave lo que pasó, pero gracias a Dios la policía la halló en barrio Los Lapachos”, dijo anoche un familiar.

Fuentes de Orán dijeron anoche que hubo mala información desde el principio.
No hubo colaboración de los que estuvieron con la joven y eso motivó un despliegue sin precedentes en varias localidades del norte provincial, al suponer un delito más grave que una fuga de hogar. “Se van a investigar los entretelones del caso”, dijo una fuente policial.

Se vienen las denuncias por el secuestro y abuso sexual
    
La desaparición de la estudiante del colegio San Antonio de Padua produjo una movilización sin precedentes en las redes sociales y la presión pública llegó rápidamente a los medios, que en pocas horas viralizaron la imagen de la joven desaparecida.
Desde ese momento, el domingo a la madrugada, muchas fueron las versiones acerca de los móviles de la ausencia de la menor.
Incluso algunos hablaron que se fugó porque los padres le habían quitado el celular, algo que entre los adolescentes puede significar una tragedia.
Sin embargo, se conoció que en la madrugada del domingo la muchacha fue localizada por un hermano que salió en su búsqueda, y que el tal Mauro puso en movimiento su motocicleta hasta despistar al familiar de la estudiante.
Desde entonces se habló hasta de un posible secuestro o privación ilegítima de la libertad, delitos muy gravosos en el actual Código Procesal Penal. 
Con estos antecedentes, varias fuerzas federales del norte colaboraron desde sus puntos de trabajo para la ubicación de la muchacha.
Se supo a últimas horas de anoche que la joven fue hallada por la Brigada de Investigaciones, pero luego el jefe de la Unidad Regional desmintió esa información.
Sin embargo, a la medianoche una hermana de Karenina dijo a El Tribuno que la tenía secuestrada el tal Mauro.
“Estamos denunciando posible privación ilegítima de la libertad, secuestro y abuso sexual”, entre otras cosas.
Mientras esto ocurría la joven de 16 años estaba siendo revisada por el médico legal de la policía y un ginecólogo particular.
El caso tendría una cantidad no precisada de detenidos en las próximas horas, según la hermana de Karenina, quien aseguró que hay un mayor de edad detrás de todo esto.
 El caso puede tener una derivación impensada, ya que hubo incluso obstrucción de la Justicia por la mendacidad de varias personas.
La Brigada de Investigaciones recién a las 22 le pudo sacar la verdad al tal Mauro y rescatar del secuestro a la joven. 

Fuente de la Información: El Tribuno



MÁS DE POLICIALES