SOCIEDAD

Una deuda pendiente con la infancia

Una deuda pendiente con la infancia

Para miles de niños y sus padres será un alivio contar con escuelas y centros de primera infancia abiertos los fines de semana para poder almorzar.

Para miles de niños y sus padres será un alivio contar con escuelas y centros de primera infancia abiertos los fines de semana para poder almorzar. Es un paliativo ante una profunda debacle que afecta en especial a las familias con menos recursos por una inflación indomable. "No queremos que la crisis económica la paguen nuestros niños", expresó ayer Baltasar Saravia, jefe de Gabinete, durante la conferencia. Quedan menos de cien días para un cambio de gobierno y queda una gran deuda pendiente con la infancia. Ayer el ministro Carlos Abeleira admitió que en el país uno de cada dos niños está bajo el umbral de la pobreza.

Muchos chicos vieron pasar "las oportunidades" muy lejos. Un paliativo ayuda, pero no hace a la base del crecimiento. Muchos de esos chicos que hoy deben ir a los comedores, seguramente tienen desde hace años a sus padres trabajando en negro o desocupados. El tiempo corre y cuesta recuperar años perdidos. Que el 50 por ciento de los chicos sea pobre, en tiempos de la asignación universal, exige la implementación de políticas de profunda transformación.

Fuente de la Información: El Tribuno



MÁS DE SOCIEDAD