VIOLENCIA DE GENERO

Afirman que el aumento de denuncias por violencia de género visibiliza una problemática histórica en la región

Afirman que el aumento de denuncias por violencia de género visibiliza una problemática histórica en la región

La Cámara de Senadores recibió el informe Anual del Observatorio de Violencia contra las Mujeres. El organismo advirtió un crecimiento en la cantidad de denuncias por violencia de género y consideró que ello es producto de la visibilización que va tomando una problemática de larga data en la región. Desde el cuerpo se planteó una actualización de la legislación vigente.

Las directoras del Observatorio de Violencia contra las mujeres, Inés Bocanera, Pilar González Sastre y Ana Pérez Declercq, presentaron este jueves en el Senado el informe anual 2020 de la información relevada por el organismo y las acciones encaradas en materia de prevención o erradicación de la violencia de género.

Del encuentro participaron el presidente del cuerpo, Antonio Marocco y los senadores, Mashur Lapad, Silvina Abilés, Jorge Soto, Javier Mónico ,Manuel Pailler, Juan Cruz Curá, Guillermo Durand Cornejo, Marcelo García, Walter Cruz, Héctor Nolasco, Carlos Ampuero, Sergio Ramos y Carlos Rosso.

Según el informe, las denuncias sobre violencia de género registradas ante la Oficina de Violencia Familiar del Poder Judicial (OVIF) hasta el mes de setiembre de este año suman 20.830; mientras que las del año 2016 fueron 14.695; las de 2017 fueron 11.570; las de 2018 fueron 14.584 y las del año pasado, 21.707.

En lo que respecta a femicidios, el informe indica que este año se cometieron hasta el mes de noviembre un total de 10; mientras que en 2016 se registraron 9; en 2017 fueron 17; en 2018 fueron 11 y el año pasado 17.

También se notó un incremento en las llamadas al sistema de emergencias 911 por casos de violencia familiar o de género; observando que el mayor porcentaje se registró durante el periodo de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) en relación a los recibidos durante el periodo de Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DSPO). Se dieron detalles sobre la cantidad de botones antipánico y pulseras electrónicas en uso; sobre el desarrollo de aplicaciones móviles y la necesidad de mayor conectividad para su puesta en servicio.

Para las directoras del Observatorio, el aumento de las denuncias por violencia familiar o de género experimentado a lo largo de los años pese a ser lamentable tiene una arista positiva porque durante mucho tiempo esa era una situación que estaba invisibilizada y hoy existen organismos donde la víctima puede recurrir por ayuda.

Advirtieron además sobre la necesidad de ampliar los canales de contención que hoy se brindan en la mitad de los municipios de la provincia y sobre la tarea de difusión de los derechos de la mujer en las áreas de salud y educación.

Por su parte, los senadores plantearon la necesidad de avanzar en una readecuación de la legislación vigente, para lo cual tiempo atrás aprobaron la conformación de una Comisión de Análisis de Reforma de la Ley 7888, proyecto que hoy espera en Diputados.

Finalmente se analizaron nuevos aspectos que van surgiendo y que requieren legislación específica, como el de “Violencia Política por Motivos de Género”,



MÁS DE VIOLENCIA DE GENERO